Cuando impermeabilizas prolongas la vida útil y durabilidad de la estructura. Mantener goteras y humedad lejos de los cimientos del hogar, oficina o negocio, permiten que tu patrimonio no sea vea mermado, incluyendo tus bolsillos.

Dependiendo del lugar y el clima donde vivas, un nivel freático alto, un área de construcción propensa a inundaciones o niveles altos de lluvia hacen que tus techos se debiliten y puedan incluso llegar a caerse, lo que haría que tuvieras que gastar en reparaciones o el cambio total del techo.

En edificios de gran altura, todas las subestructuras deben impermeabilizarse. Son muros de carga para complejos increíblemente pesados ​​y una descomposición del material.

Solo toma de 24 a 48 horas para que el moho crezca en una superficie húmeda. La exposición prolongada al moho puede causar asma, fiebre del heno y otras afecciones médicas.

Reduce los costos de mantenimiento y limpieza. Con estructuras impermeables, tiene mucho menos riesgos de una afectación por las lluvias. El mantenimiento básico es mucho más fácil, el factor impermeable mantiene tu propiedad segura.

Las paredes y pisos impermeabilizados aumentan el valor de la propiedad. Cuando llega el momento de vender nadie va comprar una casa con problemas de agua, pero si está bien cuidada su valor se elevará y podrás tener un retorno de inversión.

Oro punto importante que tienes que tener en cuenta cuando comiences a impermeabilizar, es contar con materia prima de alta calidad, para que la impermeabilización tenga alta durabilidad, por eso te recomendamos llamar a Adicon, los expertos en impermeabilización.